fbpx

Incluir los ibéricos a nuestra dieta es la mejor receta para este confinamiento.

Un producto tan nuestro y tradicional como el jamón ibérico de bellota (y los embutidos) son considerados como un superalimento, gracias a su alto contenido en ácidos grasos monoinsaturados (ácido oleico), que hace que disminuya el nivel de colesterol vehiculizado por LDL (‘colesterol malo’), pero sin reducir los niveles de HDL (‘colesterol bueno’), de ahí que el jamón ibérico pueda ser considerado especialmente como un alimento cardiosaludable”.

Y es que el jamón ibérico de bellota, se trata de un alimento completo a incluir en la dieta por su interés nutricional, aportando proteínas, hierro y vitaminas de grupo B. El jamón es una excelente fuente de nutrientes entre los que destacan: aminoácidos esenciales, minerales y vitaminas del grupo B. Y es una buena fuente de proteínas de excelente calidad, por su digestibilidad y contenido en aminoácidos esenciales. Y todo ello  actúa como sistema de defensa para el organismo”.

El jamón ibérico de bellota, los embutidos ibéricos de bellota y las carnes frescas de cerdo ibérico de bellota, el universo gastronómico de Montesano Extremadura recreado en sus ricas dehesas extremeñas, se convierten en estos difíciles tiempos en productos ideales para mantener la salud y las defensas. También nos puede ayudar al entretenimiento familiar con sus muchas posibilidades culinarias aptas para todos, más allá de su degustación directa.

Como las famosas croquetas de Nacho Manzano. Una receta al alcance de todos y en la que todos pueden colaborar. El gran chef asturiano y su hermana Esther, con un total de tres estrellas Michelin, son los autores de las que se consideran unas de las mejores croquetas de jamón del mundo. Aquí proponemos su receta exacta, para 50 piezas, que elaboraremos con jamón ibérico Montesano Extremadura:

Croquetas de Jamón de Nacho Manzano

Ingredientes:

-250 g de jamón ibérico Montesano Extremadura

-3 litros de leche natural (si es posible, con toda su grasa)

-250 g de harina

-190 ml de aceite de oliva sabor suave

-60 g de mantequilla

-5 g de sal

-Huevos

-Pan rallado fino

Elaboración:

Freír en el aceite y la mantequilla el jamón previamente picado en taquitos.

Cuando tome color dorado, añadir la harina, remover bien y dejar cocer unos 10 m.

Incorporar la leche caliente, previamente hervida tres veces, y cocer 50 m, removiendo a menudo para que no se pegue.

Colocar la bechamel obtenida en una bandeja, de forma que quede aproximadamente con un grosor de cuatro cm.

Remover cada 10 m hasta que se enfríe y, en ese momento, tapar con papel film a piel (de modo que quede pegado sobre ella y no genere costra) y poner a enfriar en la nevera.

Montar las croquetas con forma ovalada y con el tamaño deseado.

Rebozarlas, bañándolas, primero en huevo y, luego, en pan rallado, moviendo con energía la fuente en la que está el pan para que se envuelvan convenientemente.

A continuación, freírlas en abundante aceite a una temperatura de 180ºC. Siempre que sea posible, utilizar freidora e incorporar pocas cantidades de croquetas a la vez hasta que adquieran un color dorado.

Divertirse con los ibéricos Montesano Extremadura en la cocina con el chef Jordi Parra

Muy poco necesitan el jamón y los embutidos ibéricos de bellota para ser fuente de disfrute en familia. Degustados solos, con picos o regañás, o con pan con tomate (untado, no depositado) son en sí mismos un ágape completo y saludable.

Pero los productos ibéricos de Montesano Extremadura pueden convertirse también en aliados de platos más “creativos”. Jordi Parra, chef de Disfrutar Events (Barcelona), nos propone algunas ideas que, además de solucionar comidas y cenas, serán motivo de entretenimiento y colaboración de toda la familia durante este confinamiento.

“Hacer una tortilla de patata y cebolla, y ya en el plato, pero aún caliente, cubrirla con finas láminas de grasa de jamón ibérico como si de un velo se tratara”. “Preparar un bikini (mixto) con jamón ibérico, queso brie (u otro tipo cremoso) y avellanas tostadas troceadas”. “añadir a la ensaladilla rusa chorizo ibérico picado y encurtidos”. “La coliflor a la gallega (hervida, con un toque de aceite virgen y pimentón), ilustrala con finas láminas de panceta ibérica”. “Divertir unos sencillos macarrones al ajo y aceite con virutas finas de jamón ibérico y alcaparras”.

Son algunas de las diversiones que propone Jordi Parra para alegrar gastronómicamente el confinamiento con los ibéricos de bellota Montesano Extremadura.

Pero hay muchas más: descúbrelas día a día en Twitter (@GrupoMontesano), Facebook (@GrupoMontesano) e Instagram (Grupo Montesano).

¡Y nuestro apoyo, solidaridad y ánimos a todos!

Venta online Montesano Extremadura.

Whatsapp