Tanto si eres fan del jamón ibérico, te han obsequiado con uno o simplemente quieres aventurarte en este interesante mundo, seguro que alguna vez te han surgido dudas de cómo sería la forma correcta de cortarlo. Por ello hoy te traemos una serie de tips y preguntas frecuentes para que no dudes ni un segundo de cómo conseguir un corte de jamón ibérico perfecto. ¡Vamos a ello!

¿Cómo se debe limpiar el jamón?

En primer lugar debemos empezar a cortar por la maza y no por la barbilla o la contra. Es decir, no se comienza a cortar el jamón por la parte más estrecha dejando la pezuña hacia abajo, si no todo lo contrario, con la pezuña hacia arriba. De esta manera comenzaremos el corte por la zona más curada y menos jugosa.

¿Cómo se debe cortar el jamón paso a paso?

En primer lugar es muy importante la colocación del cortador frente al jamón. Este debe de estar de forma perpendicular al cuerpo del cortador, intentando formar un ángulo de noventa grados, siempre con la pezuña en la parte más alejada. Otro elemento que debemos de controlar es la mano izquierda, esta deberá de estar situada a distinta altura que el cuchillo para evitar accidentes.

A continuación, se realiza la primera incisión en la zona de la caña, la parte superior del jamón. Se debe de hacer un corte profundo inclinando el cuchillo y colocándolo perpendicular a la pieza. Al hacer esta incisión, se debe de llegar hasta el hueso para poder retirar con mayor facilidad la grasa y los tendones de esta zona. Después, para poder comenzar a lonchear el jamón, se retira la corteza, así como la grasa amarilla que recubre el jamón. Pero cuidado, es muy importante retirar solo la parte que vayas a consumir para que el resto de la carne se mantenga tierna.

Una vez se tenga la zona sin corteza ni grasa, se empieza a cortar lonchas de jamón. Se debe de hacer desde la pezuña hasta la punta con movimientos suaves.

Por último, para evitar que el jamón coja cierto sabor rancio, es conveniente ir limpiando y perfilando la pieza, así como eliminar las cortezas innecesarias.

¿Cuál es el tamaño ideal que deben de tener las lonchas?

Una de las características más importantes de una buena loncha es que sea fina. La loncha perfecta deberá de poder introducirse entera en la boca, es decir, que no sea necesario partirla, de esta manera se disfrutará de todo su sabor. Otro elemento importante es la cantidad de grasa que esta debe de tener y es que se recomienda que sea como máximo un tercio, aunque esto es algo que va en función del gusto.

Y si eres de los que prefieren jugar sobre seguro…

Si prefieres asegurarte de que tu jamón ibérico no se estropea por un mal corte, cada vez son más las marcas que ofrecen formatos de corte a cuchillo listos para consumir. Desde jamones enteros cortados por maestros cortadores, hasta sobres individuales para adaptarse a todas las necesidades. Solo tendrás que abrirlo y servirlo. ¡Descúbrelos!